¿Qué factores inciden en la decisión sobre el confinamiento?

Las cifras de la pandemia aumentan y el gobierno sopesa el confinamiento. ¿Qué lo demora? La presión en contra de los empresarios y el temor a que la Corte Constitucional vuelva a tumbar las medidas.

El ministro de Gobierno, Gabriel Martínez, junto al director del ECU 911, Juan Zapata, durante una reunión del COE Nacional el pasado 14 de abril de 2021.

Los gremios de médicos a nivel nacional llevan semanas pidiéndolo. El país requiere un nuevo confinamiento porque los contagios de Covid-19 y muertes diarias no dejan de aumentar.

Las camas de las unidades de cuidados intensivos (UCI) están al tope a nivel nacional. Hay una lista de espera que no deja de crecer y hasta las plazas de hospitalización general empiezan a llenarse.

Este sábado 17 de abril se contaron 187 muertes por encima del índice normal en Ecuador y la primera línea médica está exhausta. La única forma de contener esta segunda ola de la pandemia es que los ciudadanos se queden en casa a como dé lugar.

Parece una decisión obvia, pero hay factores políticos que están demorando la decisión del Gobierno. Estos son esos factores:

Los empresarios dicen no

Casi de forma simultánea las cámaras de comercio de Quito y Guayaquil emitieron sendos comunicados.

“Vemos con preocupación que se vuelven a plantear medidas que no me han dado resultados efectivos para la disminución de los contagios como lo son el confinamiento, la Ley Seca y la restricción vehicular”.

Comunicado de la Cámara de Comercio de Quito

En cambio, la Cámara de Comercio de Guayaquil hace recomendaciones a las autoridades. Entre ellas están evitar los toques de queda y descartar las restricciones a la libre movilidad.

Es la cuestión económica la que preocupa al Gobierno, como en más de una ocasión lo ha expresado el ministro de Gobierno, Gabriel Martínez. El confinamiento de 2020 casi le cuesta al país la dolarización.

A eso se suma el pedido de medidas de alivio por la contracción económica que traerá el confinamiento, algo que el Gobierno no está en condiciones de ofrecer.

El veto de la Corte Constitucional

Como segundo factor está el rol de la Corte Constitucional (CC). Para que haya toque de queda, el Gobierno debe decretar estado de excepción, con un decreto ejecutivo que pasa a revisión de los jueces de la CC.

Desde que empezó la pandemia, la Corte ya ha tumbado 4 estados de excepción. Según los magistrados porque estaban mal diseñados.

En el régimen están hartos de esto como lo demuestran los reclamos del secretario del gabinete presidencial, Jorge Wated.

Y en la Corte Constitucional sintieron que los estaban responsabilizando sobre la atadura de manos al Gobierno. Su presidente, Hernán Salgado, publicó un video donde aclara que el Presidente de la República tiene la atribución para decretar estados de excepción.

Así las horas y el nerviosismo sigue, a la espera de que el gobierno saliente pueda hacer contra la segunda ola.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *