Jaime Nebot abre fuego contra Guillermo Lasso

Con una explosiva entrevista, el líder del Partido Social Cristiano (PSC), Jaime Nebot, inició las hostilidades contra su otrora aliado y hoy presidente electo, Guillermo Lasso.

Jaime Nebot y Guillermo Lasso la noche del 11 de abril de 2021 luego de que el segundo ganara las elecciones presidenciales.

El exalcalde de Guayaquil y líder del Partido Social Cristiano (PSC), Jaime Nebot, entró de lleno a la guerra civil de la derecha.

Nebot escogió el tiempo y el lugar. Abrió fuego solamente luego de que Rafael Correa allanara el camino al revelar una reunión tripartita entre él, Nebot y Lasso para conformar una mayoría legislativa.

El acuerdo naufragó a última hora luego de una operación política a gran escala de la derecha mediática. Lasso no soportó la presión y rompió el pacto, lo que significó la ruptura con su exaliado.

Nebot abrió fuego de artillería en una entrevista con el portal La Posta. Allí prácticamente avaló todo lo dicho por Correa: que Lasso es traidor, que es un político que no honra su palabra y que cayó en la trampa de la derecha mediática.

El exalcalde aseguró que el acuerdo con la Unión por la Esperanza (UNES) siempre tuvo el aval de Lasso, que fue él quien lo promovió, tanto que el ahora presidente electo tuvo una larga conversación telefónica con Correa, de la que Nebot fue testigo.

La entrevista tiene revelaciones tan jugosas como que Lasso estaba contento porque Henry Kronfle, que por cierto es su vecino, sería el nuevo presidente de la Asamblea. O que el mismo Lasso dijo que no se imaginaba gobernando con Pachakutik por sus postulados en contra de la minería o la explotación petrolera.

Incluso reafirma lo contado por Correa: que Pachakutik piensa que Lasso no completará su periodo presidencial.

Nebot describe cómo el pasado viernes, a pocos minutos de que empiece la sesión inaugural de la Asamblea, tuvo una conversación telefónica con Lasso. Allí le dice que tiene problemas con su partido y con la prensa, pese a ello votará por Kronfle, pero no honraría el resto del acuerdo.

Sin embargo, CREO se abstuvo de votar por Kronfle. Así las cosas, Nebot fue tajante: la alianza está muerta y no hay visos de resurrección. Además, advirtió que cualquier socialcristiano que acepte un cargo en la administración de Lasso será expulsado del partido.

Nebot cuenta que Lasso propuso la gobernación del Guayas al asambleísta socialcristiano Vicente Almeyda, pero este lo rechazó.

El exalcalde también enumera el contingente del PSC en la campaña: acompañar a Lasso en plena pandemia pese a que nadie de su círculo quería, oponerse a un supuesto fraude electoral en la primera vuelta e incluso una trama golpista para llevar al poder al contralor Pablo Celi.

Respuesta en tiktok

Así formalmente empieza la guerra civil en la derecha guayaquileña. Lasso apenas respondió con un video de tik tok en la que rechaza los acuerdos políticos, nada más. El oficialismo aún no logra reaccionar a la hecatombe, peor cuando el acuerdo con Pachakutik ni siquiera sirve para elegir al secretario de la Asamblea.

En palabras sencillas, Lasso cambió a su principal aliado por la derecha mediática y un actor político tremendamente inestable: Pachakutik.

Lasso se apresta a gobernar con golpe de titulares, una estrategia que ya adoptó Lenín Moreno que le sirvió para completar el periodo, pero significó el fracaso de su presidencia.

Nebot ya hizo pulgar abajo. El gobierno entrante soporta fuego de artillería del PSC y del correísmo. Su único escudo son los medios. La pregunta es ¿resistirá la defensa?

Y por el otro lado, ¿Nebot podrá controlar sus tropas ante la lluvia de ofrecimientos que vendrán desde el gobierno entrante? Parecía que Lasso no tenía suficiente con la pandemia y la crisis económica porque ahora le agregó a sus retos quedarse sin gobernabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *