Yaku Pérez abre una crisis en Pachakutik

Pachakutik tuvo que pagar un costo muy alto a cambio de la Presidencia de la Asamblea: la desafiliación de Yaku Pérez.

El excandidato presidencial Yaku Pérez durante una protesta en los exteriores del CNE, en Quito,

Nada es gratis. Los integrantes de la mayoría que pusieron en la Presidencia de la Asamblea a Gudalupe Llori siguen sufriendo las consecuencias de esa jugada.

A CREO le costó su alianza con el Partido Social Cristiano (PSC). Mientras que Pachakutik le significó dejar ir a su excandidato presidencial y exprefecto de Azuay, Yaku Pérez.

El exaspirante anunció el pasado 19 de mayo, en Cuenca, que se aparta del movimiento político que lo cobijó desde que saltó a la esfera pública. Las razones son por lo que considera un acuerdo poco transparente con el gobierno entrante. 

Para él, aliarse con CREO es apoyar el neoliberalismo, por ende, las privatizaciones y la explotación minera. Y la oposición a esto último es el fundamento de la actividad política de Pérez.

Golpe para Pachakutik, que vive el mejor momento político de su historia por los resultados de las elecciones generales pasadas. Nunca antes había tenido una bancada legislativa tan numerosa, ni nunca antes había alcanzado la Presidencia de la Asamblea.

Pérez quedó en tercer puesto en las elecciones, todo un hito en Pachakutik. Más aún que la diferencia con el segundo puesto fue menos de un punto porcentual.

Si bien es cierto, la alta votación de Pérez se debió en gran parte al capital político obtenido a raíz de las protestas de octubre de 2019, también él hizo su aporte.

Su estilo hippie (hacía campaña en bicicleta) cautivó a una parte importante del electorado, sin contar su enorme popularidad en Azuay, la cuarta provincia más poblada del país.

De allí la gravedad de la ruptura para Pachakutik. Primero porque escinde su electorado y segundo por la amenaza de Pérez de fundar una nueva organización política de carácter indígena o ecologista.

Si eso ocurre entraría a disputar las plazas que son bastión de Pachakutik, especialmente en la Sierra. 

A eso se suma que Pérez podría lanzarse al ataque de sus excoidearios y arrastrar a Pachakutik al oficialismo de Guillermo Lasso.

Poco tiempo duraron las celebraciones en Pachakutik por el triunfo de Guadalupe Llori. El gran precio que han tenido que pagar por su alianza con CREO es dejar ir a su excandidato presidencial y enfrentar la amenaza de que este éxito sea muy pasajero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *