CREO se convierte en una amenaza existencial para el PSC

La bancada del PSC emite un comunicado en el que denuncia la compra de sus asambleístas por parte del gobierno.

Nebot y Lasso
Jaime Nebot y Guillermo Lasso durante una actividad de campaña.

Segundo round en la guerra civil que vive la derecha. En la primera batalla, Jaime Nebot abrió fuego a discreción con su incendiaria entrevista para contar las malogradas conversaciones entre él, Rafael Correa y Guillermo Lasso.

Ahora el oficialismo contesta con un bombardeo sobre la bancada legislativa del Partido Social Cristiano (PSC). Las defensas cayeron y el bloque sufrió otra baja. Se trata del representante de Santo Domingo de los Tsáchilas, Gruber Zambrano, quien rompió con la disciplina partidista y se declaró independientes.

En realidad, es un eufemismo para anunciar que pasa a engrosar las filas del bloque oficialista. Ahora el PSC solo tiene 13 asambleístas (empezaron el periodo con 18) y ese número no alcanza para considerarse, al menos de manera formal, una bancada legislativa.

A eso se suma que el oficialismo dio un golpe certero en la estructura de mando del PSC al llevarse a su presidente cuando Pascual del Cioppo rompió con Nebot y aceptó la embajada en España.

¿Quién creyera? La elección de Guillermo Lasso como presidente de la República puede resultar letal para el PSC.

Si la tendencia sigue, los socialcristianos habrán llevado a Carondelet a un personaje que no deja de debilitar al partido, tanto en su estructura de mando como en su bancada legislativa.

Problemas para llenar las vacantes en el sector público

Es que 4 semanas después de asumir la Función Ejecutiva, es cada vez más obvio que el Gobierno tiene problemas para llenar todas las vacantes en el sector público. CREO no es un partido con una amplia militancia, por lo que los vacíos siguen.

Y eso representa una amenaza existencial para el PSC porque puede vaciar al partido. Hay que recordar que Nebot advirtió que expulsaría de sus filas a todo aquel que acepte trabajar con el Gobierno.

Ante esta amenaza existencial, la bancada del PSC hizo un llamado de auxilio al resto de bloques legislativos con un comunicado.

En el texto pide investigar las declaraciones de la asambleísta oficialista Ana Belén Cordero, quien dijo que hay negociaciones con otros legisladores para que rompan con su partido y se unan a CREO.

“Seguir incrementando el bloque oficialista es su objetivo político, es decir, no solo compraron asambleístas apenas fueron elegidos, aceptan esto de manera pública y encima indican que seguirán insistiendo en su objetivo político”.

Comunicado de la bancada del PSC

El PSC quiere que la Comisión de Ética del Legislativo investigue los camisetazos y creen que para ello contarán con el respaldo de todas las bancadas. Habrá que ver si eso así resulta porque en realidad es el PSC el mayor amenazado, por la cercanía ideológica con Guillermo Lasso y porque hasta hace poco fue su aliado.

El PSC casi no puede hacer nada para detener la sangría. ¿Qué puede ofrecer ante la avalancha de propuestas que seguramente llegan desde el Gobierno?

Lo irónico es que todo el esfuerzo del PSC en la campaña, desde la renuncia de su candidata presidencial hasta el potente control electoral que montaron, ha sido contraproducente. Ayudaron a poner en la Presidencia a una estructura que no deja de golpear a su partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *