Buró de Revolución Ciudadana rechaza la afiliación de Héctor Vanegas

La ola de críticas por parte de militancia hacia la afiliación del concejal de Guayaquil tumbó su afiliación realizada el pasado sábado.

El concejal Héctor Vanegas durante una sesión del Concejo Cantonal de Guayaquil.

El intentó del concejal de Guayaquil, Héctor Vanegas, de sumarse a las filas de Revolución Ciudadana fracasó. Es que la afiliación realizada el pasado sábado, ante los aplausos de presidente de la organización, Marcela Aguiñaga, no fue aceptada por el Buró Nacional del movimiento.

La frustrada afiliación desató una crisis interna en Revolución Ciudadana por el pasado de Vanegas, que incluye pasos por al menos tres partidos políticos diferentes. A esos se suma una serie de tuits acusando al gobierno de Rafael Correa de corrupto y manejar la justicia. Hasta había una intervención suya en un programa de La Posta reiterando esas acusaciones.

Ante esa ola de críticas, Revolución Ciudadana emitió dos comunicados. En el primero se declaraba como una tienda política plural. «Esa pluralidad no es justificación para que ingresen a nuestra organización personajes que han denostado a la Revolución Ciudadana», señala el texto.

El expresidente Rafael Correa apostilló ese mensaje con la leyenda «hay líneas rojas después de las cuales ya no se vuelve».

En ese ambiente y con decenas de pulgares abajo, el destino de Vanegas en Revolución Ciudadana quedó finiquitado. Horas después se emitió un segundo comunicado.

«Si bien queremos sumar apoyos, rechazamos que personas oportunistas busque afiliarse, cuando apoyaron la política del odio y la persecución», dice el texto. Por ello el Buró Nacional negó la afiliación de Vanegas.

El mismo comunicado establece líneas rojas para futuras afiliaciones. Esos principios son: haber apoyado la persecución en contra de los dirigentes, haber difamado o injuriado a los líderes históricos, haber contribuido a la campaña de odio. Todo aquel que haya incurrido en esas acciones no tendrá cabida en Revolución Ciudadana, finaliza el texto.

Así queda saldada la última crisis interna del movimiento. Vanegas no se ha pronunciado por la negativa del movimiento al que intento adherirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.